A MI MADRE

Mientras escribo estos versos,
mi madre cerca se halla,
ella está somnolienta
en su sillón estirada,
con sus cabellos ya blancos
con su cara relajada,
con su respiración transcurriendo
regular y acompasada.
Sus ojos están cerrados
y su semblante tranquilo
aceptando que ha llegando,
al final de su camino.
Y completando esta imagen,
por si en ella algo faltara,
duermen felices dos gatos
que en su regazo descansan.
Qué estampa tan tierna madre,
qué gozo da contemplarla…

8 Replies to “A MI MADRE”

    • Hoy me has sorprendido, pensaba que ya habías leído las poesías. Bueno, ya sabes que no soy poeta, pero se nota que están escritas desde el corazón. Gracias por tu comentarios. Un abrazo.

  1. Use preciosidad de poema, Ana. En estos poemas uno se da cuenta de lo volátil y breve de la vida. Hermosísimo. Un placer leerte.

    • Vicente, muchas gracias por compartir mis humildes escritos.
      He de decir que no soy poeta ni escritora, solo una mera aficionada que le gusta jugar con las palabras.
      Gracias también por leer y comentar. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*