A MI MADRE

junio 21, 2017 8 Por Ana Palacios

Mientras escribo estos versos,
mi madre cerca se halla,
ella está somnolienta
en su sillón estirada,
con sus cabellos ya blancos
con su cara relajada,
con su respiración transcurriendo
regular y acompasada.
Sus ojos están cerrados
y su semblante tranquilo
aceptando que ha llegando,
al final de su camino.
Y completando esta imagen,
por si en ella algo faltara,
duermen felices dos gatos
que en su regazo descansan.
Qué estampa tan tierna madre,
qué gozo da contemplarla…