AMOR A PRIMERA VISTA

¡ AMOR A PRIMERA VISTA !

Era un día aparentemente como los demás y nada hacía presagiar que lo encontraría. Hacía tiempo que lo buscaba, pero encontrar lo que quieres, cuando tienes un idea preconcebida, es una meta difícil de alcanzar.

Aquel día, como digo, salí de casa y comencé a deambular por las calles sin rumbo fijo, sin dirección; mi mente iba ocupada en otros menesteres, mis piernas y mis pies decidieron tomar el timón, me abandoné, no buscaba nada, salvo pasear y disfrutar de la mañana.

No puedo precisar el tiempo que pasó; me sentía  ingrávida, cual pluma de ave movida por el viento…Fue en esos momentos, cuando mis ojos se posaron en él. ¡No podía ser!. No, hoy no estaba preparada… o tal vez sí, si lo intentaba.

Me acerqué un poquito, con discreción, más que nada para no llevarme de nuevo una desilusión. Mi pulso se aceleró,  hoy no lo buscaba y, curiosamente, allí estaba. Cuando por fin me coloqué ante él, no había duda ¡lo había encontrado! Lo miré ya sin discreción, sino con la cara ilusionada de quien ha encontrado lo que buscaba. Creo que lo percibió. No dijo nada, no hacía falta, las sensaciones se perciben sin necesidad de palabras…

Su figura me gustaba, su color también y sus ondulaciones…, mejor no hablo de ellas, podría ser mal interpretada.

Tras una breve gestión, me acerqué a él y lo rodeé con mis manos; él, pareció alegrarse. Tomamos el camino juntos, no hubo diálogo, pero nuestras energías se fusionaron. Yo lo dirigía, aunque pueda parecer extraño; él se dejaba guiar; yo ya tenía alguna experiencia; él se había de estrenar.

Marchamos juntos un rato, cuando llegamos a casa yo me duché, lo necesitaba; él no, pero aún así lo fui desnudando y quedé impresionada ¡era mejor de lo que pensaba!. No recuerdo cuánto tiempo nos estuvimos contemplando, yo le miraba él, él parecía mirarme a mí.

Tras un rato de aparente mutua admiración, con suavidad le fui dirigiendo y enseñando qué había de hacer si quería complacerme. Aprendió con rapidez y disfrutamos los dos.

……………………………

EL HERVIDOR
Caminaba sin rumbo fijo cuando lo vi,
mis ojos se posaron en él ¡por fin!
me acerqué suavemente y sonreí,
él me vio y se alegró -lo percibí.
Entré decidida y fui hacia él,
sus medidas me gustaron,
su color también y
una cierta ondulación le otorgaba distinción.
Salimos contentos y le comencé a decir,
que a partir de ahora iba a empezar a vivir.
Pareció entenderlo.
¿Qué debo hacer? -me preguntó
Tu servicio es calentar agua -le respondí.
Se alegró ¡por fin iba a servir para algo!
 ¿Tengo nombre?
Te llaman hervidor -le contesté.
aunque, lo importante no es el nombre,
sino tu vibración,
tu deseo de servir y tu amor.
Y, levantando un poquito su tapa, dijo:
¡Queda tranquila, así lo haré! y sonrió.
…………………….

Mi hobby es jugar con las palabras y mediante ellas, unas veces, trato de conducirte a la reflexión, otras busco hacerte sonreír y otras, simplemente, trato de compartir mis emociones, mis inquietudes y mis sueños…

¡Gracias por tu comprensión y por visitar mi blog!

12 Replies to “AMOR A PRIMERA VISTA”

    • Pilar ¡qué sorpresa tan agradable! Es curioso, pero hay entradas en las que espero comentarios y apenas llegan y otras que no espero ninguno y alguien me sorprende, en este caso has sido tú. El calentador de agua de la foto lo regalé a unos amigos hace años, junto con la “poesía”; mi amiga dijo que se había emocionado al leerla. Pensaba que estas frases ya no existían, pero un día las encontré y decidí aprovecharlas para el blog, tras modificarlas un poco y ampliarlas con un corto escrito que puede dar lugar a imaginar lo que no es. Como no sé quien lee mi blog, siempre pienso en las personas que me conocéis y, generalmente, pensando en vosotras escribo, bien para continuar la labor que en su día interrumpí, bien para compartir un ratito, aunque sea a través de Internet. Gracias por estar ahí y por el comentario.

  1. … si tiro desenfadadamente de ese vinculo que estableces –secretamente–con el hervidor de agua, no puedo evitar un cierto frenesí al pensar cómo podrías vincularte a un cafetera y al olor del café recién hecho (el matiz tiene un color carmesí…). Jajajajajaja
    Te beso.

  2. Me ha encantado tu relato sobre el hervidor Ana! Al principio (como todo el mundo supongo) he comenzado a imaginar una historia de amor romántica, incluso me ha recordado a los enamoramientos fugaces de los que nos (me) suceden en el metro o en el autobús Jajaja
    Muchas gracias por compartir tu simpatía a través de tus palabras, un besito y nos vemos en el gym 😙
    Con cariño, Andrea.

    • Qué agradable sorpresa! Por fin has entrado en el blog y además dices que algo te ha gustado. Me alegro mucho. Un abrazo Andrea y mil gracias por tu comentario.

    • Bienvenida, Anna! te echaba de menos. Ya ves, mi blog tiene un “aroma” reflexivo, pero de vez en cuando, la niña que llevo dentro tiene ganas de jugar y yo la dejo… Me gusta que te hayas reído, esa era mi intención. Gracias por no habernos olvidado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*