CARTA A QUIENES VISITAN MI BLOG

CARTA A QUIENES VISITAN MI BLOG

Queridos compañeros del camino, permitidme que os llame así.

A través de esta carta pretendo hacer dos aclaraciones y también dar las gracias. ¡Hay siempre tantas cosas que agradecer…!

La primera aclaración está dirigida a las personas que me han preguntado si el blog era compartido, porque cuando entran en él se encuentran con el nombre de Sophie Rasil.

Bien, pues diré que, para bien o para mal, la única responsable de lo que aquí se dice soy yo, pero Sophie Rasil, no es una okupa, sino una invitada.

¿Por qué razón la puse en el blog?

– Por desconocer el funcionamiento de las redes sociales.

– Por el deseo de permanecer en el anonimato, cosa que no he sabido hacer, todo ha de decirse.

– Para dar a conocer el nombre de la protagonista del libro que estoy gestando.

La segunda aclaración la dirijo a quienes me preguntan por qué hago tanto hincapié en los derechos de los animales, cuando hay tantos colectivos en riesgo de exclusión social que están necesitando ayuda.

Reconozco que hace un tiempo yo era de las que pensaba así, ahora no es que me haya olvidado de las personas, sino que he ampliado un poco más la visión.

No soy una voz autorizada para profundizar en estos temas, solo la voz de alguien que tras un poco de reflexión ha llegado a comprender que si bien hemos de fomentar la generosidad, la comprensión y el amor entre los humanos, también hemos de respetar y proteger a los animales:

– porque ellos no tienen ni voz ni voto para defenderse.

– porque no poblaron la Tierra antes que nosotros para luego ser maltratados y

– porque tienen el mismo derecho que nosotros a vivir en paz y armonía.

¿Alguien lo pone en duda?

No nos engañemos, si existen ciertas enfermedades, la hambruna, las guerras y un largo etcétera es porque interesa a quienes mueven los hilos.

Por tanto, concluiré diciendo que, desde mi humilde opinión, siempre hay que defender los derechos humanos, pero ésto no significa que no se puedan y deban defender también los derechos de los animales.

Como bien dijo Gandhi: “La grandeza de una nación y su progreso moral se puede juzgar por la manera en que trata a sus animales”

Hechas estas aclaraciones, aprovecho La entrada para dar las GRACIAS:

* A todas las personas que me felicitaron ayer en mi cumpleaños. Uf! Cuántas felicitaciones recibí… ¿Será que están en relación con los años cumplidos?.

* A las personas que, en cuanto han sabido que el libro de “Las vivencias de Sol y Luna” estaba a la venta, ya lo han encargado o lo han comprado, contribuyendo con ello a una “noble causa”.

* A mi sobrina que con su “saber hacer” hizo un hermoso dibujo para la portada del libro.

* A mi amiga Adriana que, generosamente, se ofreció para hacer el collage de las mascotas.

* A todos los que me enviaron las fotos de sus mascotas, permitiendo que Luna consiguiera formar el grupo virtual que deseaba.

* A una persona, de la que solo conozco su nombre, por la carta que me hizo llegar animándome a seguir escribiendo y publicando, tras haber leído el libro “Más allá de las palabras”.

* A la “escritura”, ya que me ha ofrecido la oportunidad de conocer, aunque sea “virtualmente”, a personas encantadoras a las que nos une la misma afición; con algunas mantengo una comunicación fluida y no descartamos la idea de llegar a conocernos.

* A quienes me regalan elogios, porque, aunque los considero inmerecidos, me animan a seguir escribiendo y compartiendo.

* A quienes han reaccionado mucho mejor de lo que cabía esperar y también a los que no han llegado al nivel que yo esperaba, porque cualquier actitud es respetable y ayuda a madurar.

* A mis queridas y recordadas ex-alumnas, que con tanta dedicación y mimo preparan siempre las presentaciones de mis humildes libros.

Con cariño para todos,

Ana

 

 

 


10 Replies to “CARTA A QUIENES VISITAN MI BLOG”

  1. Cómo bien dices toda lucha por la humanidad de dos o cuatro patas es compatible. Te ánimo a seguir escribiendo y a seguir luchando por la causa animal. Un abrazo.

  2. Gracias a ti por haber sacado adelante el proyecto de las “Vivencias de Sol y Luna” que contribuirán a una buena causa.
    Me gustaría aclarar algunos conceptos:
    Aunque utilizada ampliamente, la expresión “derechos de los animales” es incorrecta. Los animales no tienen derechos, puesto que los derechos son inseparables de los deberes y del sentido de responsabilidad, ausente en los animales. Ni los animales ni los colectivos son sujetos de derecho, sólo los individuos pueden ser responsables, y en la medida de las responsabilidades asumidas y los deberes cumplidos, ejercer sus derechos.
    Esto no anula de ninguna manera la responsabilidad de los seres humanos con los animales domésticos que están a su cargo, y su deber de no interferir destructivamente en la vida del resto. Respecto a los primeros debe preocuparse por su bienestar, lo cual en ningún caso perjudica a nadie.
    Muy al contrario, al servir a aquellos de quienes se sirve se eleva por encima de su nivel y da ejemplo de humanidad.
    Al tratarlos de manera inhumana, los seres humanos se vuelven peores que un animal, al que no puede achacársele responsabilidad alguna por su manera de ser.
    Besitos

    • Adriana, gracias,como siempre, por tu enriquecedor comentario.
      Totalmente de acuerdo, a veces utilizamos una terminología incorrecta y éste es uno de esos casos. Se puede decir que los derechos son la otra cara de las obligaciones y es evidente que los animales no pueden asumir obligaciones, por tanto tampoco se les podría reconocer derechos, jurídicamente hablando; pese a ello creo que muchos estaremos de acuerdo en que todo ser vivo merece ser respetado y, por supuesto, no ser maltratado. Un abrazo.

  3. Estoy de acuerdo con Adriana, está muy bien explicado lo que dice sobre los derechos, ya que muchas veces la gente me mira con cara de sorpresa cuando les digo que los animales no tienen derecho y que nosotros estamos para velar por el bienestar de ellos y para procurarles sus necesidades básicas (alimentación, descanso, higiene y visitas al veterinario) y sus necesidades vitales (cariño, juegos, sociabilidad y comodidad).
    Ya me he enterado que el día 11 de noviembre el grup de suport en el mercadillo del trasto de Santa María de Palautordera, tendrán a la venta
    “Las vivencias de Sol y Luna”.
    Me hace ilusión tener un ejemplar, ese día irá mi hijo por el libro, ya que tengo que trabajar.
    Gracias por compartir. Miau, miau para Solete y Lunita.

    • Buenas noches Hanna. Me alegra verte por aquí. Tienes razón, Adriana hace unos comentarios muy “clarificadores” y es cierto que hay que utilizar bien la terminología. Me alegra que compres el librito “Las vivencias de Sol y Luna”, tan fiel como has sido cada semana con sus relatos no podía ser de otra forma. Mil gracias. Los tres te recordamos. Un abrazo y arrumacos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*