COMPARTIENDO

COMPARTIENDO

mayo 23, 2018 20 Por Ana Palacios

 

 

 

 

COMPARTIENDO

Hace unos meses, una amable persona, a la que tuve el gusto de conocer ayer, llamó a mi casa para decirme que una amiga suya le había dejado mi librito “Más allá de las palabras”, que le había gustado y que deseaba  saber si podía dar una charla en el Centre Cívic Font de la Guatlla, de Barcelona.

Tras agradecerle sus palabras, le dije que sí y me puso en contacto con la responsable del grupo, con quien, tras un encuentro, acordamos que programaría la charla.

Ayer se materializó aquella idea y tuve el privilegio de dar una “charradeta” (me gusta llamarlas así) en el centro en cuestión, donde me dispensaron tan buena acogida, que me hicieron sentí como en casa.

Hablamos, entre otras cuestiones, sobre:

* El significado de la vida, porque considero que “eso que pasa mientras estamos ocupados haciendo otros planes”, según John Lennon, tiene un sentido más profundo y real del que le damos.

* Las envolturas del ser humano, porque para poder hacer el camino de la vida disponemos de un equipo, de unas herramientas (cuerpo físico, cuerpo emocional y cuerpo mental o lo que es lo mismo: organismo, emociones y pensamientos) las cuales hemos de conocer y aprender a gestionar

* El  Amor y sus sucedáneos, ya que el verdadero significado del amor ni siquiera lo rozamos, dado nuestro nivel de evolución. El día que nuestros intereses particulares y partidistas adquieran el mismo color que el interés general; el día que disfrutemos pensando qué aportar a los grupos a los que pertenecemos y no en “sacar tajada” de ellos; el día que seamos conscientes de que todo y todos formamos parte de una Unidad y nuestro interés sea colaborar para favorecerla, aquel día habremos dado un gran paso en nuestra evolución y descubriremos que “Sin Amor todo lo demás es nada”.

* La desencarnación o tránsito, como final de una etapa e inicio de otra.

Con esta entrada pretendo:

a) Agradecer al Centre Cívil Font de la Guatlla la confianza depositada en mí, así como su buena acogida.

b) Resaltar la idea de todo está interconectado y cómo unos hechos derivan de otros.

Así, tuve que publicar un librito, del que no puedo decir que me sienta orgullosa, porque hoy no lo publicaría tal y como está, para recibir cartas de agradecimiento de personas generosas que no conoceré y poder compartir ayer unas horas con un grupo encantador.

Como ellas me dieron permiso publico las fotos que nos hicieron.

No quiero terminar esta entrada, sin recordar a las alumnas que tuve en yoga, en Barcelona y especialmente en Sant Felíu de Llobregat, a las que ayer recordé y con las que me une una relación muy especial.

A todas, ¡GRACIAS!