“Compuesta y sin novio”

junio 30, 2017 10 Por Ana Palacios

COMPUESTA Y SIN NOVIO

Nadie ha dicho que reflexionar esté reñido con el sentido del humor, así que hoy aparco la escritura seria y me pongo a describir lo que me ha ocurrido esta tarde, no porque sea nada especial sino porque me apetece compartirlo en el blog.

Bien, pues hacía una semana que tenía reservada esta tarde para hacerme una entrevista y grabarla en vídeo ¡mi primera entrevista y mi primer vídeo!

Me he levantado temprano como habitualmente, para mí es la mejor hora para “jugar con las palabras”. De pronto, he recordado que hoy me iban a grabar un vídeo y he decidido que haría una visita a la peluquería. La ocasión lo merecía.

Mi peluquera ha puesto todo el empeño posible en dejarme favorecida y además, por el mismo precio, me ha regalado un comentario en el blog ¿se puede pedir más?

Llegado el momento, muy bien peinada y arregladita he salido de casa, dispuesta a llevar a cabo mi primera entrevista. No voy a negar que me hacía ilusión, aunque a mi edad las cosas ya se toman con calma…

Cuando he llegado al lugar de la cita mi entrevistadora no estaba. Habrá ido a tomar un café -he pensado, pero no, le había surgido un imprevisto y se había marchado a casa.

¿Qué hago ahora? Había dos opciones: improvisar una entrevista y grabarla con un móvil o posponer la entrevista para otro día. A la primera opción me he apuntado yo para aprovechar el corte de cabello y el bonito peinado; la segunda ha sido defendida por mis consejeras y amigas. No se por qué, pero han ganado ellas.

Tras estar un ratito allí, haciendo bromas y decidiendo la jugada, ha llegado el momento de regresar a casa. Por el camino se debatían en mi mente varias ideas, a saber: dormir sentada el fin de semana para que la almohada no me convirtiera en “Espinete”; marcharme esta noche de parranda, ya que estaba “compuesta” y podría encontrar novio o bien compartir mi “compostura”, en la intimidad, con los dos amores que tengo en casa. Y, por eso de que vale más lo malo conocido que lo bueno por conocer, he decidido volver a casa y aquí estamos los tres, en el sofá, yo embelesada mirándoles y ellos ofreciéndome sus arrumacos y mostrándome a su manera que les gusta mi peinado.

La entrevista llegará, pero habrá que esperar un poco, y como yo no soy de las que piensan que “antes muerta que sencilla”, cuando llegue el momento espero estar vivita, pero peinada con sencillez. Lo siento María José, con lo bien que te había quedado…

Una sonrisa por favor. Gracias!

Buen fin de semana a tod@s.

Mis dos amores