EL LIBRO DE SU VIDA

EL LIBRO DE SU VIDA

¡Conscientemente!

De este libro podía decirse que no era grande, tampoco pequeño; que no era hermoso ni feo; que no era atractivo, aunque podía resultar atrayente; que su lectura, a veces, tenía tintes graciosos, otras veces serios y que desprendía cierto aroma reflexivo.

Todo ésto y mucho más podía decirse de este curioso libro, pero él se sentía solo y olvidado entre otros libros de una ordenada y pulcra estantería.

A su dueña, una enamorada de la lectura y de los libros, le gustaba estar en su pequeña pero cuidada biblioteca, su santuario, su lugar preferido.

Mantenía los libros impolutos, a veces, hasta les acariciaba el lomo a unos cuantos privilegiados, pero, pese a ser el libro más antiguo de los que poseía, él no era visto ni tampoco acariciado.

Cuando la veía entrar, el libro emocionado se decía:

— Tal vez ha llegado el momento.

Pero el momento se hacía esperar, de nuevo la soledad lo envolvía y en silencio se decía.

—Si tuviera voz o pudiera moverme, me acercaría a ella y le diría, estoy aquí, tómame entre tus manos y escribe «conscientemente» las páginas que tengo en blanco. Pero no puedo hacerlo, ha de ser ella la que me descubra, la que por mí se interese.

Un día, el libro estaba algo despistado, cuando sintió que alguien lo cogía. Su corazón se aceleró, ¡estaba tan acostumbrado a permanecer olvidado…!

El contacto de las manos lo estremeció.

— ¡Me ha encontrado! —se dijo.

La joven lo descubrió por casualidad, pero ¿acaso existe la casualidad?

Quedó sorprendida al verlo; no recordaba haberlo comprado; quizás, alguien se lo había regalado.

—¿Qué haces aquí ? —le preguntó

—Te estaba esperando —respondió el protagonista del relato.

—Perdona, no sabía que existías y tampoco que me estabas esperando.

—Quedas disculpada, solo era cuestión de tiempo, más tarde o más temprano sabía que me encontrarías.

La joven lo acarició.

—¿Cómo has llegado hasta aquí?

—Desde que naciste voy donde tu vas. Cada día de tu vida queda grabado en mis páginas —dijo el libro, con voz entrecortada.

Ella sorprendida lo abrió y empezó a leer; poco tiempo después lo acercó a su corazón.

Pequeñas gotas de sabor salado cayeron sobre las hojas del libro; él disfrutó del regalo, ¡por fin se habían encontrado!.

—A partir de ahora caminaremos juntos y yo «conscientemente» escribiré las páginas que quedan en blanco —dijo la joven, ya con voz firme y sosegada.

El libro se sintió feliz, ya servía para algo.

 

¡Feliz reflexión!

 

60 Replies to “EL LIBRO DE SU VIDA”

  1. Si profundizamos un poquito más allá nos podríamos encontrar con que este libro viene a representar la consciencia de “las páginas” vividas o de nuestra existencia, que queda impresa desde el momento en que somos conscientes de ese aprendizaje vital.
    Me ha parecido un texto precioso y muy sencillo a la vez, ya que cualquiera de nosotros (tus lectores, amiga Ana) podemos comprender la importancia de descubrir nuestro propio libro y leer sus páginas con la misma curiosidad que esta protagonista, para después empezar a escribirlas conscientemente.
    Un abrazo.

    • Estrella, ha sido una agradable sorpresa encontrar tu comentario. Mis escritos siempre son sencillos, porque lo importante se lee entre líneas. Sé que la forma es muy importante, pero yo soy más de fondo o contenido. Gracias por tus palabras. Un abrazo.

  2. Lo primero Ana quería decirte que después de pasarte por mi blog estaba deseando tener un buen rato para venir a tu casa y aquí estoy, encantada de leerte. Lo segundo es decirte que comparto contigo varias ideas y experiencias -según he leído en la parte que hablas sobre ti- y te aseguro que la buena literatura no es la mejor redactada sino la que sale de dentro llena de emoción e ilusión, así que no dudo que habrá buena literatura en este espacio.
    Y tercero, el relato me ha encantado, es sencillo pero lleno de sentimiento. ten por seguro que vendré a menudo a leer tus escritos. Un saludo

    • Sara, no sé que decir…Hay emoción en mi garganta y agradecimiento en mi corazón.
      Muchas gracias por visitar mi blog y por tus palabras.
      Pásate cuando quieras por “mi casa”, siempre serás bienvenida.
      Un fuerte abrazo.

    • Hola Pilar. Curiosamente, hemos escrito y presentado un escrito que prácticamente lleva el mismo mensaje. Yo quedé sorprendida al leer el tuyo, como te dije.
      Creo que ya supone un premio el poder participar y el irnos conociendo.
      ¡Suerte! y un fuerte abrazo.

    • Mil gracias a ti, David por ofrecerme la oportunidad de compartir mis sencillos escritos en un lugar tan especial, como el que tú has creado.
      Nos seguiremos leyendo; hasta entonces, recibe un fuerte abrazo.

  3. Hola Ana. Es la primera vez que visito tu blog y me encuentro con un cuento maravilloso. La autora que se encuentra con su libro y con su personaje me lleva a imaginar la síntesis más hermosa que nos puede regalar la pasión que tenemos para escribir. Un trabajo pleno de belleza. Te deseo la mejor de las suertes en el concurso.
    Ariel

    • Buenos días, Ariel y bienvenido a mi “humilde morada”. Ya voy recordando vuestros nombres y también voy descubriendo vuestros logros. Por cierto, ¡enhorabuena!,de nuevo, por el último de los tuyos. Yo, como siempre digo, estoy en párvulos, por tanto el premio ya lo obtengo al poder concursar junto a “laureados”. Gracias por visitar mi blog y por tu comentario. Un abrazo y que el “esplendor brille durante muchos años”.

  4. Muy buena la metáfora y todo lo que escribimos en nuestros libros. Precioso ese encuentro y seguro que a partir de ahí caminaran juntos escribiendo sus más preciosas letras.
    Mucha suerte en el concurso.
    Saludos y felices fiestas

    • Gracias, Conxita. Me alegra que te haya gustado.
      La suerte ya la tengo al poder participar y leer vuestros comentarios.
      Mis mejores deseos para estas fechas y para siempre.
      Un abrazo.

  5. Qué bonito por dios Ana, versus Sophie, muy emotivo, ese libro de la vida esperando a ser leído, a ser reescrito, no corregido, no la vida es la que es, aprendemos de ella y sus páginas quedan solo la reescribimos para subrayar lo mejor que nos queda, darnos fuerzas para templar el alma ante nuevos acontecimientos y que no nos tambaleen igual que nos haga fuertes como un carrizo, como una cañavera con el viento. Ay pero si es que tu historia hasta me inspira. Me ha llegado, estás ahí. Seguimos leyéndonos en el tintero de oro. Un abrazo

    • Después de leer tu relato ¿qué voy a decirte, Emerencia? Lo que siempre digo, que estoy en párvulos, que soy una principiante.
      Gracias por visitar mi blog y por tus palabras, que me han emocionado.
      Nos seguiremos leyendo. Un fuerte abrazo.

  6. Vivimos inconscientemente demasiado tiempo. En el momento que comenzamos a escribir nuestro libro, somos un poquito más dueños de nuestra historia.
    Un placer leerte.
    Un abrazo.

  7. El protagonista de esta historia es un libro por escribir, páginas en blanco que todos hemos de llenar durante el tiempo que se nos concede. Tu protagonista tuvo la suerte de encontrarlo y a partir de ahora ser capaz de llenar sus páginas siguiendo su propio criterio, sin dejar que nada ni nadie escriba por ella. Te deseo suerte en el concurso Ana. Un saludo.

    • Sería fantástico que todos encontráramos el nuestro y “conscientemente” escribiéramos las páginas que quedan en blanco.
      Jorge, gracias por tu visita y tu comentario.
      Un abrazo.

  8. Hola Ana, que bonito es tu cuento. Narrado de un modo agradable y fluido. Los libros que esperan ser descubiertos, en este caso esperaba ser escrito. Una idea original. Un abrazo.

  9. Hola Ana. Aunque muchos no lo saben, todos tenemos un libro esperándonos, un libro en cuyas hojas se van escribiendo nuestros avatares. Así, su existencia está ligada a la nuestra. Si supiéramos apreciarlo, quizá procuraríamos que en sus páginas solo se escribieran pasajes felices.
    Un bello texto contado en forma de cuento para adultos.
    Un abrazo y que tengas muchas suerte en el concurso.

    • Bienvenido a mi blog, Josep María y gracias por dejar tu comentario.
      Como ya he dicho otras veces, la suerte ya la tengo al poder concursar en el “Tintero de Oro” con personas como vosotros.
      Nos seguiremos leyendo,hasta entonces, te mando un abrazo.

  10. Que lindo Ana!! Creo que la metáfora del libro en blanco como la vida es muy socorrida, sobre todo en estas fechas, pero el tuyo tiene su poder propio, con este tono dulce como de fábula y este final para vivir una vida de intensión, y no de dejarse llevar.
    Me gustó leerte!!
    Feliz 2018 y suerte en el concurso!! 🙂

    • Diana, muchas gracias por visitar mi blog y por dejar el comentario. Espero que vuelvas por, ésta, mi humilde casa.
      Mis mejores deseos para el próximo año y para siempre.
      Un abrazo

  11. ¡Ay Ana! ¡Cuánto entiendo a la prota de tu historia cuando acaricia el lomo de los libros! En relación a la personalización del libro, me gustó mucho su soledad, su falta de lectura, su impotencia, sin ojos que pasen por sus líneas…así nos sentimos quienes escribimos cuando nadie nos lee ¿a qué sí Ana?
    Has retratado con ternura la espera del libro, me ha dado ganas de sacudir a lectora e indicarle donde está SU LIBRO.
    A lo mejor no era el momento justo y adecuado para leerlo, ¿no te ha pasado como lectora que un libro que no te llegó en su primera lectura, años después te pareció un milagro?
    Un diálogo amoroso entre la lectora y el libro de su vida.
    Me ha encantado Ana. De verdad, pero mucho mucho.

    • Hola, Isabel.
      No imaginaba que tras el nombre de Tara (la madre de la liberación) se escondía Isabel; claro que tras el nombre de Sohpie pretendía esconderse, Ana. Jajaja
      Me alegra que te haya gustado mi sencillo relato. Y sí, cada cosa,como también cada libro, tienen su tiempo.
      Muchas gracias por pasarte por aquí y dejar tu mensaje.
      Un abrazo

      • Te cuento. Tara es un ídolo o imagen de terracota encontrado en una cueva de un pueblo canari cerca de donde vivo. Cuenta que es la diosa de la madre tierra, de la fertilidad y la creatividad.
        Sofía o Sofhía es sabiduría, me parece.
        Un abrazo Ana-Sofía

        • Hola Isabel/Tara, me alegra encontrarte,de nuevo, por aquí.
          Yo conozco Tara,como un Mantra que cantábamos en yoga. Tenía tres partes diferenciadas de ritmo y era muy “pegadizo”. Lo he buscado en Internet, pero no lo he encontrado. Desde este punto de vista representa las virtudes del éxito en el trabajo y en las hazañas. ¡Ahí es nada!
          Nos seguiremos leyendo.
          Un fuerte abrazo y mis mejores deseos para el nuevo año y para siempre.

    • Hola, Patxi.
      Me alegran tus palabras, porque así es.
      Mis escritos siempre son sencillos, no porque lo elija, sino porque salen así. Sencillos y reflexivos.
      La suerte ya la tengo al poder concursar en el Tintero de Oro, junto a personas como vosotros.
      Mis mejores deseos para el próximo año y para siempre.
      Gracias por visitar mi blog y por dejar tu comentario.
      Un abrazo.

  12. Interesante lo que nos trasmites en este texto, ese libro nos espera a todos en algún momento para empezar a leer su contenido. El escribirlo es cuestión de tiempo.
    Un abrazo Ana.
    Puri

  13. Ternura es lo que me ha transmitido tu relato, me ha gustado mucho, espero seguir leyéndote. Por cierto, he llegado hasta este bonito espacio que tienes gracias a la iniciativa El tintero de oro.
    Felices fiestas, un abrazo.

    • Mer, muchas gracias por visitar mi blog y por dejar tu comentario.
      La verdad es que el alcance de la blogosfera siempre me sorprende. No importa como has llegado hasta aquí, siéntete como en tu casa y vuelve siempre que quieras.
      Un fuerte abrazo

  14. Hola, el Concurso de El Tintero de Oro me trajo hasta aquí, a leer tus letras que encierran un lado filosófico, como un retrato de vida del libro que podría ser un “Diario”.
    Nos llevas al lector a imaginar cuáles son sus secretos, sus desvelos, lo real y lo imaginado dentro de él.
    Suerte, compañera de Letras;)

    • Hola Lola,gracias por tu visita y por tu comentario.
      Yo también he llegado a vosotras/os gracias a El Tintero de Oro, es decir que nuestros caminos se han cruzado a través de la blogosfera. Pese a ser nueva y novata, hay veces que os imagino a todos alrededor de una gran mesa hablando de “letras” ¡qué bonito sería, poder hacerlo!
      Nos seguiremos leyendo.
      Un abrazo muy fuerte.

  15. Hola, el Concurso de El Tintero de Oro me trajo hasta aquí, a leer tus letras que encierran un lado filosófico, como un retrato de vida del libro que podría ser un “Diario”.
    Nos llevas al lector a imaginar cuáles son sus secretos, sus desvelos, lo real y lo imaginado dentro de él.
    Suerte, compañera de Letras;)

    • No sé la razón por la que está repetido el mensaje. Me remito al anterior.
      Un abrazo y mis mejores deseos para este nuevo año y para siempre.

  16. Sophie Rasil, vengo de la mano del concurso de David Tintero de oro y es la primera vez que leo algo tuyo. Me ha sorprendido esta historia que de un libro en blanco para contar una vida entera. Por supuesto que todos tendríamos que escribir el libro de la vida. Y este libro e historia no ha hecho más que empezar. Me ha encantado y mereces estar entre los primeros puestos. ¡Feliz Año Nuevo! Un abrazo.

    • Hola Mamen, soy Ana Palacios, aunque en el blog aparece el nombre de Sophie Rasil (te contaré en secreto que con el nombre de Sophie pretendí ocultar el mío, pero no he sabido hacerlo)
      Hace poco más de medio año que tengo el blog y apenas dos meses que formo parte de la llamada blogosfera. Es decir soy muy novata y estoy en párvulos en muchas cosas, por eso me sorprenden mucho vuestros comentarios, no estoy acostumbrada, pero me gustan y os lo agradezco.
      Me alegra que te haya gustado mi escrito, es sencillo con cierto aroma reflexivo, como mi blog y como yo.
      Nos seguiremos leyendo, pues ya me van sonando vuestros nombres.
      Mis mejores deseos para este año y para siempre. Un fuerte abrazo.

  17. El libro de nuestra vida está esperando a ser descubierto para que escribamos en él las páginas en blanco que contiene. somo autores y lectores a la vez de nuestra existencia. Afortunado el libro que puede contar tantas historias.
    Un abrazo y suerte en el concurso.

    • Francisco, gracias por tu visita y por tu comentario.
      Ya voy conociendo vuestros nombre e intuyo que has de estar muy ocupado.
      Un fuerte abrazo.

  18. Gran reflexión, diría yo.
    “Conscientemente”, esa es la mejor manera de vivir. A mí un día me dijeron que nadie te hace sufrir. Eres tú el que decir hacerlo.

    Es una gran lección. Interiorizarla podría salvar la felicidad de muchas personas.

    Yo, de hecho, decido cada día como me quiero sentir y lo “escribo”, aunque a veces seas difícil conseguirlo. O imposible.

    Enhorabuena.

    Mucha suerte en el concurso.

    Un abrazo.

    • Mil gracias, Jean por visitar mi blog y dejar tu huella.
      Ya sabes lo que dice el poeta: “Caminante no hay camino, se hace camino al andar…”.
      Recibe un fuerte abrazo,compañero del Camino.

  19. No solo es el recorrido de la vida, el “servir para algo” que no siempre sería bien empleado, porque desde mi punto de vista a todos se nos da bien algo. Bueno, quizás no soy habitual en tu blog, pero me ha llegado tu relato, y de hecho me he sentido identificada porque cuando leí este año pasado un libro que no era de los que acostumbro a escoger quedé atraída. Hay un libro para cada uno de nosotros ahora lo sé por eso me ha gustado mucho tu relato.
    ¡Mucha suerte en el concurso!
    No sé si me has leído, pero vengo del Tintero de Oro y mi blog es : El Rincón de Keren, el relato que participa es: “No haciendo nada”

    De nuevo, mucha suerte. ¡Un saludo!

    • Keren, gracias por visitar mi blog y dejar tu comentario.
      Te he leído y, si no recuerdo mal, también dejé mi huella.
      Me alegra que te haya gustado mi sencillo relato.
      Nos seguiremos leyendo. Soy muy nueva en la blogosfera, pero ya voy conociendo vuestros nombres.
      Un fuerte abrazo.

  20. Hola Ana: me gusta mucho cómo describes la espera ansiosa del libro, como esas oportunidades que nos están aguardando y que sólo tenemos que saber percibir.
    Felicidades.

    • Buenos días, Rocío.
      Para mí los Reyes se han adelantado.
      Hoy he recibido cuatro comentarios en mi humilde blog hablando de mis relatos. ¿No es todo un regalo? Gracias por haber contribuido a ello.
      Un abrazo muy fuerte.

  21. Los libros siempre nos acompañan.Los que nos gusta leer siempre tenemos un libro-sombra que vive con nosotros y a través de nosotros a poco que le dejemos y vayamos escribiendo nuestra vida en sus páginas. Puede se runo o pueden ser varios. Puede que incluso todos los libros leídos a través del tiempo acaben configurando nuestro libro-sombra.
    Hermoso relato.
    Mucha suerte en el Tintero.
    Un beso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*