“LOS DÍAS DE…”

“LOS DÍAS DE…”

A través del mensaje de una amiga, he sabido que hoy se celebra el “día de los abuelos” y, como padezco del “síndrome de la reflexión”, que es algo parecido al síndrome de las piernas inquietas, pero en relación a la mente, sin poderlo evitar me he puesto a “reflexionar”.

¿Por qué celebramos “los días de…?. Si me guardas el secreto, te diré que tengo un cierto grado de perversión y me encantaría que el síndrome que padezco se le contagiara a alguien más, por eso de que “mal de muchos consuelo de tontos”.

Volviendo a “los días de…”. Hoy al parecer se celebra el día de los abuelos ¡Pobres abuelos si solo se reconoce su mérito un día…! Nunca saben si dispondrán de tiempo para ellos, porque la mayoría tienen “dedicación exclusiva”, es decir, que las veinticuatro horas están disponibles por si los necesitan. Celebrar el día de los abuelos, no voy a decir que esté mal, pero ni un solo día hay que olvidad el cariño que ofrecen y el esfuerzo que hacen y están dispuestos a hacer por sus hijos y por sus nietos.

Otros “días de …” que se celebran:

“Día de la madre y día del padre”. ¿Cuándo una madre o un padre dejan de ejercer como tal?

“Día de la mujer trabajadora”. ¿Hay algún día que la mujer no trabaje? ¿Por qué no tienen los hombres un día del hombre trabajador? porque eso ya “se les supone”.

Alguien puede estar pensando, que soy una exagerada y que se festeja para recordar los logros conseguidos por la mujer. Tal vez tenga razón y yo esté equivocada, porque mi padre ya de niña me decía: “hija mía eres más rara que una pelota cuadrada” .

“Día de los enamorados”; otro día tonto como el que más, desde mi humilde opinión, claro está.

Así podría ir enumerando unos cuantos más “días de…”, con los que no me identifico absolutamente nada. En determinados casos, desde mi humilde opinión, son puro esnobismo, en otros casos una justificación y en todos un invento de la sociedad consumista para que compremos ese día un detalle, cuando no hay mejor detalle que recordar, reconocer y agradecer cada día la generosidad de unos padres, el esfuerzo de los abuelos, el trabajo sin interrupciones de la mujer, etc. etc

No nos dejemos manipular, si se nos concede celebrar “un día de…”, es que, en realidad, los 364 días restantes es dudoso el reconocimiento que tenemos de ese derecho; a quienes realmente se les reconoce no necesitan recordarlo mediante “un día de…”.

Y como yo también tuve abuelos, aprovecho para poner aquí la poesía que hice a uno de ellos. Estos sencillos versos surgieron, hace muchos años, en un autobús que hacía la línea Barcelona-Zaragoza; yo estaba ya sentada y vi que venía un señor mayor, bastante apurado porque la hora de salida estaba próxima. Cuando lo vi, me recordó a uno de mis abuelos, así que busque un papel y un bolígrafo en mi bolso y me puse a escribir, mientras unas lágrimas se deslizaban silenciosas por mis mejillas.

Tu ausencia
Hicieron que te recordara,
su cuerpo enjuto,
su boina calada,
sus manos torpes y algo deformadas.
Abuelo! Quise decir,
pero la voz no me salió,
sabía que no eras tu,
que era solo una ilusión.
Y es que te fuiste, abuelo,
sin escucharme decir lo mucho que te quería,
te fuiste y me dejaste,
un gran vacío en la vida.
Hoy, superada ya tu ausencia,
mitigado ya el dolor,
quiero decirte:
Abuelo ¡te quiero!, ¡Adiós!.

10 Replies to ““LOS DÍAS DE…””

  1. hola , acabo de leer tu reflexion sobre el dia D……..yo si que creo que tiene que haber muchos dias D lo ideal seria que fuesen los 365 dias, pero todos sabemos que eso seria en un mundo feliz ,asique porque no empezar por un dia D de cada cosa….. el dia D la empantia , dia D la asertividad dia D la reflexión………………estoy segura que seria un buen comienzo. Un abrazo.

    • Elena, como siempre ¡gracias por tu comentario!
      Me gusta que tengas una opinión diferente, ya sabes, por eso de la diversidad… si todos fuéramos iguales sería muy aburrido. Bueno, yo me mantengo en mi posición, no me gustan nada “los días de…”, porque considero que cada día deberíamos reflexionar, amar, agradecer, pedir perdón y un largo etc. más. Me da cierta tristeza que haya personas que solo me manden un mensaje o me llamen para mi santo, cumpleaños o Navidad. Me huele a compromiso o a cumplo-miento. Tampoco entiendo por qué existe ese fervor en asistir a los funerales y no en visitar a las personas cuando están con vida. Todos los días son buenos para llamar a un amigo o decir a alguien que le quieres ¿qué no lo hacemos si no hay un día que lo marque? Esa es harina de otro costal, pero si necesitamos que el calendario nos lo recuerde, algo está fallando. Como no estoy en posesión de la verdad y solo expongo mi humilde opinión, me encantaría saber la opinión de otras personas. ¡El debate está abierto!.

  2. Hola,pues a mi me gustan los días de
    son días para recordar a nuestros seres queridos.
    En el ámbito familiar se entiende.
    Los que son en plan comercial me repatean son impuestos.
    Besicos

    • Ésto se pone interesante… María Luisa, a los seres queridos los recordamos siempre, estén o no estén. Hace unos años el “día del padre” una persona me preguntó que le había regalado a mi padre, mi respuesta fue tajante: cada día le hago un regalo a mi padre, me cuido de él. Antes también yo celebraba “los días de”, pero hace muchos años que paso de eso. Pese no estar ya con nosotros, no hay día que no recuerde a mi padre. Intuía que estaría en minoría, pero aún así, me encantan vuestras opiniones. ¿Alguien más se anima?

  3. Hola paisana, me sumo con agrado a tus reflexiones:

    Desconocía este día, supongo que motivado por el santoral católico que lo dedica a San Joaquín y Santa Ana, (padres de la Virgen María y, por ende, “abuelos” de Jesús) por lo que dudo que sea celebrado fuera del ámbito religioso, cada vez más reducido a lo privado por la sociedad de hoy.

    Al margen de esto e independientemente de las fechas marcadas en el “calendario social” que nos imponen, me sumo al cariño de tus palabras por los abuelos y por extensión a los antepasados; de respeto y amor a los que viven, y de recuerdo y culto a los que ya no están. Culto, palabra que hoy suena “rara” pero que es el origen de nuestra humanidad: culto a los antepasados; y origen de nuestra civilización: culto al Héroe Divino que trajo el fuego civilizador de una nueva Era para la humanidad.

    Y el calendario siempre marcó los hitos para celebrar el recuerdo de los Padres de nuestra civilización, y ofrendar y ritualizar para mantener el orden civilizador o cósmico. Todo lo demás, son inventos de la sociedad de consumo.

    Saludos

    José Ramón

    • Uf! Vaya comentario y vaya “sorpresón” que me ha dado el paisano. Querido José Ramón, intuyo quien eres e incluso puedo intuir quién tienes al lado… Son los poderes que el cierzo nos da a los maños. Jajaja. No sabes como agradezco tu entrada en éste mi humilde blog. Mil gracias por tus palabras y por enriquecer la reflexión con tu comentario. Abrazos volados a repartir.

  4. En el cuento Alicia en el País de las maravillas, Alicia se encuentra con Sombrero Loco y la Liebre de Marzo y el Lirón y celebran una fiesta de No cumpleaños. Alicia al principio no se da cuenta de qué es un NO CUMPLEAÑOS. Cuando Sombrerero Loco se lo explica, ella se percata de que ese día también es su propio NO CUMPLEAÑOS y recibe un pastel de manos de Sombrerero Loco.
    Con esto quiero decir que tenemos 364 días al año para celebrar un Feliz NO día del Padre, un Feliz NO día de la madre, un Feliz NO día de …
    Por qué hacer todo lo que la publicidad nos pone por delante de las narices?.
    Si hay 364 días para manifestar a nuestros seres queridos lo que por ellos sentimos.
    Así que aprovechando la ocasión te digo “Feliz NO día de las amigas”

    • Bien! La fiesta se va animando! Tendré que leer: “Alicia en el País de las Maravillas”. Sabía que alguien más compartiría mi punto de vista. Gracias Adriana por tu comentario.

  5. Mientras necesitemos días para que nos recuerden a las personas mal vamos. Yo creo que es consumismo puro y duro. Así cada mes más o menos hay una fecha para hacer regalos y gastar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*