PERDÓN Y ESPERANZA

PERDÓN Y ESPERANZA

Ayer recibí mensajes queriendo saber que estaba bien tras el atentado producido en Barcelona; yo también los envié a familiares y amigos. Cada vez que recibía o enviaba uno pensaba en la angustiosa espera de aquellos que enviaban mensajes o hacían llamadas que nunca serían contestadas…¡Cuánto dolor causa el odio, el fanatismo y la sinrazón…!

Hoy no tenía pensado publicar ninguna entrada en mi blog, pero teniendo en cuenta que circularán por la red, casi con seguridad, toda clase de mensajes llenos de dolor y de rabia, quiero enviar el mío basado en dos palabras: PERDÓN y ESPERANZA.

Sé que no fui yo quien condujo la furgoneta que produjo la masacre y tampoco quien planeó el atentado, aún así, tengo un cierto regusto amargo en mi boca… A estas alturas de mi vida ya sé que no hace falta disparar un arma ni conducir un vehículo mortífero para dañar, ya soy consciente de mi responsabilidad ante la sociedad que me rodea y de la que formo parte, ya conozco que con cada pensamiento negativo, con cada emoción de odio o de rabia, con cada acción basada en el egoísmo, con cada silencio guardado, cuando debí hablar y con cada palabra hiriente contribuyo a que el mundo en el que vivo sea como es.

Por esta razón, hoy a través de este corto escrito quiero públicamente pedir perdón a todos, a las víctimas, a sus familiares y amigos, a los que están asustados y también, aunque pueda parecer extraño, a los causantes del dolor, porque soy una de las gotas que forman parte de la ola arrebatadora y destructora llamada humanidad.

Tras pedir perdón, tengo la esperanza de que las víctimas descansarán en paz y que los que quedamos, algún día, encontraremos el camino de la cordura, de las correctas relaciones, el amor, el respeto y la paz.

Que así sea.

4 Replies to “PERDÓN Y ESPERANZA”

  1. A estas alturas del partido, 16 años después de 2001 y tras múltiples evidencias, ya tenemos claro el origen de este fenómeno mediático: grupos de mercenarios fomentados, contratados y entrenados por los poderes fácticos con el fin de infundir miedo en la población y de este modo tener un motivo para reducir cada vez más las libertades. El patrón es siempre el mismo: problema – reacción -solución (: terror – miedo – control).
    Por tanto si reaccionamos con miedo o ira en contra de los perpetradores y exigiendo protección estamos reaccionando exactamente como se espera. Solo tenemos que pensar en las medidas de seguridad implantadas en los aeropuertos después de 2001. Siempre es triste que mueran seres humanos de esta manera, pero mientas sea efectivo y sigamos reaccionando emocionalmente seguirá pasando. El fanatismo religioso violento no es un fenómeno espontáneo ni gratuito. La motivación humana principal sigue siendo el dinero.
    Paz, amor y armonía, para todas las victimas de este atentado,
    tanto directamente como indirectamente.

  2. Hoy tengo que dar gracias a las dos por vuestros comentarios, y a ti Ana te voy a reenviar un poema de una socia de Anfora llamada Ángela, no se si le pones cara, un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*