BIENVENIDOS A MI BLOG

 

Como de alguna manera he de presentarme, lo haré diciendo que nací en un pequeño pueblo de Aragón, donde pasé mi infancia y primera juventud.

Formé parte del éxodo de emigrantes que nos vimos obligados a salir de nuestra tierra de origen en busca de un porvenir mejor. En mi caso fue Barcelona la ciudad que me acogió, por tanto, soy aragonesa de nacimiento y catalana de adopción.

Dicho de otra manera, estoy en “tierra de nadie”, para los de Aragón ya soy catalana y para los catalanes nunca lo seré.

Seguro que hay muchas personas que se identifican conmigo. Forma parte del sentir y de la realidad del emigrante.

Pese a vivir en una hermosa y gran ciudad, soy más de campo que las amapolas.

Me encanta la Naturaleza y la respeto. No concibo un mundo sin “animales con patas” y me encantaría que los “animales con piernas” evolucionaran.

No soporto el maltrato de personas ni animales, pues si el hombre presume de ser un “animal racional”, debería vivir como tal.

Prefiero centrar mi energía en fomentar la PAZ que en combatir la guerra.

Me parece una contradicción que los mismos que abogan por la paz fabrique armas.

Intuyo que ha de haber una fórmula de convivencia pacífica que deberían encontrar y promover quienes cobran por ejercer la política.

“Lanzar margaritas”, opinar y juzgar sin tener elementos de juicio es un “deporte” muy fácil y con muchos seguidores. Aportar algo positivo, esforzarse por buscar el origen de las cosas es reflexionar para llegar a comprender y respetar a los demás.

Me parece contradictorio manifestarse contra la violencia y luego fomentar la violencia por las redes.

Creo que cuando no se tiene nada positivo que aportar es mejor guardar silencio.

La mejor forma de conocerme es a través de mis escritos, así que si me abres tu corazón al leerlos, sin duda alguna, penetrarás en el mío.

No practico ninguna religión pero me considero una persona espiritual. Creo que somos algo más que nuestro organismo, nuestras emociones y nuestros pensamientos, que éstos solo son el equipo del que disponemos para hacer nuestra travesía. A nuestro verdadero ser, a nuestra verdadera esencia, cada cual le puede dar el nombre que quiera.

Hay dos preguntas que me hacen desde que se ha hecho pública mi afición por la escritura, la primera es:

¿Desde cuándo escribes?

Solo puedo responder que ya desde niña disfrutaba escribiendo, aunque fue en mi juventud cuando tenía más cosas para contar (mi primera etapa).

De aquella época no queda nada, dado que la última vez que releí las libretas que los contenían, no me reconocí y decidí romperlas porque aquellos escritos ya no me representaban.

Mi segunda etapa comenzó hace más de veinte años y, con muchos altibajos por circunstancias de la vida, se ha prolongado hasta el día de hoy.

He escrito dos sencillos libros uno, de tipo reflexivo, titulado “Más allá de las palabras” y otro “Las vivencias de Sol y Luna” (mis dos gatitos adoptados) con la finalidad de promover las adopciones y ayudar a las personas que en grupo o en solitario emprenden la noble tarea de proteger a los animales.

La segunda pregunta que me hacen es:

¿Por qué escribes?

Y lo único que se me ocurre decir es que escribo porque disfruto escribiendo, porque me gusta compartir lo que llevo dentro y porque en la mayoría de mis escritos regalo un mensaje o reflexión, algo de lo que, desde mi punto de vista, anda muy necesitada nuestra sociedad.

Para terminar, diré que con mis escritos no pretendo aleccionar a nadie, ni convencer de nada, solo compartir parte de mis inquietudes, de mis pensamientos y de mis emociones, para aligerar un poco mi “carga” y por si con ellos alguien se pudiera beneficiar.

No me considero escritora, ni filósofa ni poeta tan solo un “ser en evolución” que disfruta jugando con las palabras.

Así que, ya sabes, si visitas mi humilde blog no esperes encontrar buena literatura, en él solo encontrarás una escritura sencilla y reflexiva con algún toque de humor. Así es mi blog y así soy yo.

Gracias por haber llegado hasta aquí.

“Que la voluntad al bien florezca entre los hombres”