¿QUÉ ES LA VERDAD?

¿QUÉ ES LA VERDAD?

Hay quien describe la VERDAD como una experiencia directa e intransferible; como una percepción espontánea e instantánea sin intermediarios; como una expansión del SER Interno imposible de describir.

Si conociéramos la respuesta a la pregunta del título, alcanzaríamos la “seguridad” necesaria para vivir felices, alegres, gozosos, completos, porque la Verdad nos permitiría comprender el pasado, nos proporcionaría un futuro y nos permitiría utilizar todo nuestro potencial en el presente. Pero los cinco sentidos y el intelecto no son suficientes para descubrir la verdad que está detrás de las apariencias.

No tengo el conocimiento ni la sabiduría necesaria para poder dar una respuesta a la pregunta formulada, así que, como ya has vuelto de vacaciones con energía renovada, te ofrezco unas sencillas frases por si quieres reflexionar.

* El conocimiento de la Verdad es progresivo,  aunque podamos alcanzar una verdad, siempre habrá otra verdad mayor esperando ser descubierta.

* La humildad es la clave para aprender. Sócrates, uno de los más grandes filósofos, llegó ha decir: “Solo sé que no sé nada”, indudablemente este maravilloso axioma revela una gran sabiduría.

* “Querer, Saber, Osar y Callar”. Generalmente el Sabio habla poco pero dice mucho, no pierde las energías en discusiones banales, sino que permanece en silencio; aunque ese “silencio” no quiera decir callar, sino permanecer en calma interior mientras se habla, pues es tan malo hablar cuando hay que callar, como callar cuando hay que hablar.

*¡Hombre conócete a ti mismo y conocerás a  Dios y al  Universo del que formas parte!
¿Quién es este “sí mismo” que debemos conocer? ¿Nuestro carácter, nuestros defectos y cualidades?… No, si conocerse fuese únicamente eso, los Sabios nunca habrían inscrito este precepto en el frontispicio de un Templo. Este conocimiento también es necesario, pero resulta insuficiente. Conocerse es mucho más que eso, conocerse a “sí mismo” es reconocer nuestro verdadero SER, más allá de cualquier especulación intelectual o racional, más allá de cualquier sospecha o suposición de nuestra personalidad .

* El verdadero problemas del ser humano es que no sabe quién es, si un cuerpo de barro o un espíritu inmortal.

Feliz reflexión!!!

EL ÁNFORA

EL ÁNFORA

¡Oh, hermosa vasija!
¡Oh, valioso recipiente!
¿Eres solo lo que veo o esconde tu interior un elixir?
Hastiado estoy de falacias, de espejismos y mentiras.
¿Será verdad que contienes el agua que me ha de saciar?
¿Será verdad que al final, podré mitigar mis ansias?
……
¡Oh, incansable peregrino!
¡Oh, intrépido buscador!
¡Atrévete! prueba mi ambrosía, si tus anhelos quieres calmar.
Transciende la mera apariencia,
pues aunque la forma sea bella,
mi esencia te hará sanar.
¡Embriagate con mi elixir!
Y en el éxtasis descubrirás la gloria de la inmortalidad.
…………….