TRÍO DE ASES

TRÍO DE ASES

diciembre 29, 2018 8 Por Ana Palacios

He titulado esta entrada como “Trío de Ases”, porque está formada por tres microrrelatos cuyo título comienza por (A) y porque los tres han resultado ganadores, junto con diez más. Veremos cuántos son al final, porque todavía faltan cinco por evaluar. Entre los 75 ganadores, elegirán a un ganador y dos finalistas. Sinceramente, he de decir que, aunque a nadie le amarga un dulce, mi premio ya lo he tenido, primero al escribirlos y después al ver que mis reflexiones recibían vuestros “me gustan”. Ahora el jurado decidirá. El premio consiste en cuatro novelettes. Gracias a todos por estar ahí y por valorar mis escritos.

¡Venturoso 2019!

AVANZAR (Palabra requerida en el reto: Fuerza)

He descubierto que dejar la posición estática conllevaba un riesgo difícil de superar. Abandoné los apoyos que un día fueron esenciales para mí, aquellos que me otorgaban estabilidad, pero también me impedían avanzar.
Hoy, el miedo me asfixia como un nudo difícil de desatar, pero no quiero ser un bloque de material moldeado por los demás.
Fue en un súbito instante, cuando un hecho inesperado quebró la monotonía.
Apenas acierto a comprender de dónde saqué el valor y la fuerza necesaria.


Recordar la ruptura todavía me produce escalofríos y hace brotar mis lágrimas.

Antes, cuando intentaba avanzar, los amarres me producían malestar y creía estar destinada a permanecer ad eternum sin movilidad.
Ahora, envidio al viento que grita su libertad, porque yo debo conquistar la mía sin conocer más que su nombre, ni saber como usarla.

¡AUXILIO! (Palabra requerida en el reto: ventisca)

Al escuchar su llamada, pregunté:

—¿Qué te ocurre amigo verano?

—¡Por favor, otoño! No te demores demasiado. Necesito que tu lluvia y tu ventisca limpien el ambiente.

—Comprendo tu pesar, pero es que hasta el día veintitrés no me dan la entrada oficial.

—Mira como han dejado las playas y las aguas del mar. Observa el desolado aspecto que presentan algunos bosques. Estos ignorantes con sus actos se están cargando el medioambiente.

—Así es, pero es que contigo llega la temporada vacacional del llamado homo sapiens.

—¿Homo sapiens? La mayoría no pasa de homo erectus. Vacaciones significa tiempo libre para descansar el cuerpo y calmar la mente.

—Eso lo sabemos tú, yo y alguno más, pero, para muchos, vacaciones significa exponer sus cuerpos al sol, dejar la arena como un estercolero, comer sin freno y luego lamentarse por los kilos que echan de más.

—Necesito ver el paisaje luciendo su vestimenta natural. ¡Pobres montes, pobres playas, pobre mar, si ellos pudieran hablar…!

ANIMALADAS (Palabra requerida en el reto: puro)

A veces, observando a los gatos descubro que son: retozones, cariñosos, audaces, ágiles, imprevisibles, instintivos, carentes de juicio y sin poderlo evitar, un pensamiento cruza mi mente, ¿tan distinto es el hombre de los gatos?.

Que nadie se sienta ofendido, que no pretendo comparar al orgulloso homo sapiens con este astuto animal.

¿Qué distingue al hombre de los gatos? Visto lo que hay, llega tú a la conclusión.

Si no razonamos y vivimos cual robots, habrás de reconocer que, en realidad, poco más que la bipedestación.
A veces, observando a los gatos, como un gato me siento yo y, acercándome a ellos, les hablo bajito para pedirles perdón por considerarme más que ellos sin que apenas haya razón, pues si algo me distingue de la raza animal, habré de adaptar mi vida a esa capacidad y si la raza humana es mejor que la animal ¿por qué hay tantos animales que fuman puro y visten traje, corbata o frac?